7 consejos para aumentar tu vitalidad

Consejos para aumentar tu vitalidad

Conseguir un impulso de energía puede ser más fácil de lo que parece a simple vista. Muchas de estas alternativas están vinculadas con la alimentación o la salud en general, adoptar unos pequeños hábitos en tu rutina puede ser la clave definitiva para incrementar tu vitalidad. Una combinación de los siguientes consejos puede ser lo ideal para evitar o reducir el estrés y llenarte de energía, aunque también puedes preguntar a tu médico acerca de los mejores suplementos alimenticios para elevar el estado de ánimo.

  1. Que no decaiga la actividad física

Cuanto más te muevas, más flexibilidad y energía tendrás para seguir moviéndote. El movimiento es bueno para los músculos, las articulaciones, los huesos y cualquier otra parte del cuerpo. Independientemente de tu edad, este es un factor importante para mantener la vitalidad.

  1. Recurre a la meditación

Meditar es una excelente manera de despejar la mente. La meditación contribuye a la reducción del estrés, desterrando los pensamientos negativos, con grandes beneficios para la salud. Los estudios de meditación han relacionado la práctica con un mejor estado de ánimo, menos ansiedad, mayor tolerancia al dolor e incluso cambios positivos en el cerebro. De hecho, la investigación científica ha señalado en diferentes ocasiones que la meditación puede apoyar la reducción del estrés y la salud del corazón.

  1. Aprovecha las horas de sueño

Dormir bien durante la noche es importante, pero llega a ser un problema para muchas personas que no consiguen conciliar un sueño saludable. Es una acción rutinaria que puede servir de ayuda a la digestión, al cerebro y al corazón. Prueba a seguir unos sencillos consejos para que tu cuerpo aproveche al máximo las horas de sueño: respeta un horario habitual, apaga las luces y cualquier factor externo que pueda distraerte, haz ejercicios de meditación o toma suplementos a base de melatonina, magnesio u otros nutrientes que contribuyen al descanso placentero nocturno.

  1. Alimentos y proteínas saludables

Tus niveles de energía están directamente relacionados con las elecciones de alimentos que haces. Por lo tanto, debes elegir una dieta sana y equilibrada para apoyar la salud de tu organismo en general. Mantener una nutrición óptima es importante para reforzar tu vitalidad, por ello, debes optar por alimentos como frutas, verduras, carnes magras, pescado y cereales integrales. Además, para ayudar a llenar los vacíos o carencias nutricionales, puedes considerar los suplementos alimenticios derivados de fuentes de alimentos reales.

  1. Prueba el yodo

Se trata de un mineral esencial para la actividad metabólica y la síntesis de proteínas. El yodo es un componente vital de las hormonas tiroideas y colabora en diferentes reacciones bioquímicas. Se recomienda obtenerlo de fuentes alimenticias naturales o suplementos dietéticos ricos en yodo, en lugar de consumir grandes cantidades de sal yodada. Algunos alimentos con alto contenido en el mineral: arándanos y fresas, yogur, legumbres, espinacas, frutos secos o avena, entre muchos otros.

  1. La importancia de consumir folato

Es un componente que contribuye a mantener los niveles elevados de energía y apoya el buen funcionamiento del sistema inmunológico. Se trata de un nutriente también conocido como vitamina B9. El folato interviene en la síntesis de ADN, la producción celular y muchas otras funciones esenciales. Los estudios han asociado los niveles bajos de folato con problemas de función cognitiva y otras afecciones relacionadas con la edad.

Por otra parte, el folato es aconsejable para promover la fertilidad en mujeres, e incluso para apoyar un embarazo saludable, reduciendo el riesgo en el bebé de un defecto congénito cerebral o en la médula espinal. Estas son algunas de las fuentes alimenticias de folato, aunque también se vende en forma de complemento alimenticio: hígado de res, espinacas, espárragos, coles de Bruselas, huevos y aguacates.

  1. Hierbas y suplementos

Cuando se trata de aumentar la vitalidad y reducir el estrés, destacan algunas hierbas y suplementos que puedes encontrar en tu herbolario más cercano. Estos son algunos de los más populares:

  • Rhodiola Rosea: Ayuda a disminuir los efectos físicos y mentales del estrés.
  • Ginseng: Con propiedades energizantes, sin estimulantes, puede combatir el cansancio.
  • Vitamina C: Su poder antioxidante ayuda a luchar contra los radicales libres y apoya al sistema inmune.
  • Vitaminas del grupo B: Apoyan la producción de energía, la salud del corazón y el metabolismo en condiciones normales.
  • Hongo reishi: Favorece la función regular de la salud inmunológica y promueve el bienestar general del organismo.

Referencias

Goyal M, Singh S, Sibinga EMS, Gould NF, Rowland-Seymour A, Sharma R, Berger Z, Sleicher D, Maron DD, Shihab HM, Ranasinghe PD, Linn S, Saha S, Bass EB, Haythornthwaite JA. Meditation Programs for Psychological Stress and Well-Being [Internet]. Rockville (MD): Agency for Healthcare Research and Quality (US); 2014 Jan. Report No.: 13(14)-EHC116-EF.

Hölzel BK, Carmody J, Vangel M, Congleton C, Yerramsetti SM, Gard T, Lazar SW. Mindfulness practice leads to increases in regional brain gray matter density. Psychiatry Res. 2011 Jan 30;191(1):36-43.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí