Protagonismo femenino en América Latina, “para prueba un botón”

0
Pintura de los rostros de Berta Càceres de pelo suelto y Jeannette Kawas con sombrero. Realizada por la artista hondureña Liza Gonzales

TEGUCIGALPA, HONDURAS: Las mujeres en América Latina han sido apartadas generalmente de la palestra pública, y no han tenido la oportunidad de dar a conocer sus puntos de vista para la vida política de sus naciones, pero esto ha cesado en los últimos tiempos, ya que la mujer está logrando esa igualdad con respecto a los hombres.
Una de esas mujeres que han dejado huella en estos países de América Latina fue Eva Perón nacida en Argentina, conocida cariñosamente como “Evita”, quien fue líder del partido feminista en su país, y presidenta de esa nación.
Su condición de mujer no le cohibió para que fuera líder sindical y que representara al proletario argentino, siendo un ejemplo que cruzó fronteras y ha llegado hasta nuestros días.
Otras mujeres han dado parte de su tiempo por el cambio de sus países, Rigoberta Menchú en Guatemala, indígena miembro del grupo Maya Quiche, y obtuvo el Premio Nobel de La Paz, y embajadora de la buena voluntad, declarada por la UNESCO. Desde luego está Frida Kahlo, que para muchas es una masoquista y para otras una feminista hasta la médula, y que con su arte expresaba los sufrimientos de su existencia y de su tierra (México).
Así, como ellas hay muchas mujeres que han dado su vida y gran parte de su juventud para lograr cambios rotundos en esas sociedades tan machistas que les tocó vivir, pero no dieron su brazo a torcer y no se dejaron llevar por los estereotipos.
En Honduras, este tipo de luchas gestadas por las mujeres se hicieron fervorozas en las últimas décadas del siglo XX y parte del siglo actual, sin desmeritar esas valerosas damas que en la mitad del siglo XX lograron su derecho al voto.
Me adentraré con mi opinión en dos biografías, dos historias, que dejaron o gastaron su vida para el beneficio colectivo, una de ellas Berta Cáceres y la otra Jeannette Kawas Fernández que marcaron el protagonismo en Honduras de la mujer .
La primera, una mujer indígena Lenca (que son de los grupos indígenas que hay en Honduras y sus integrantes viven en varios departamentos del país, cuyos orígenes son de la época precolombina), Cáceres ha sido una de las representantes de los Derechos Humanos más conocidas en Honduras y en América Latina por su constante lucha en defensa del medio ambiente, siendo Honduras un país rico en recursos naturales y por ende explotado por multinacionales extranjeras y nacionales.
Ganadora del premio de los Derechos Humanos Goldman, que es el máximo reconocimiento para defensores del medio ambiente, cuyo trabajo y ardua tarea para con el campesinado de Honduras, ayudó para que fuera nominada y ganadora del mismo.
Su asesinato se debió por su oposición a un proyecto hidroeléctrico que no iba en beneficio del país y al contrario los beneficiarios eran unos pocos miembros de la burocracia nacional.
El 3 de marzo del 2016, fue asesinada. Esto fue un detonante para que los grupos indígenas y el feminismo nacional terminaran de despertar y dar a conocer su malestar a través de protestas por la muerte de la ecologista.Ella es un ejemplo de la lucha femenina y el valor de las mujeres para con las luchas sociales de este continente y Honduras en particular.
Anterior a Cáceres, Honduras fue testigo del asesinato de una mujer incansable en la lucha del medio ambiente. Jeannette Kawas Fernández (Tela, Honduras 16 de enero de 19646), fue conocida por su papel de la protección de más de 400 especies de flora y fauna en Honduras.
Ella, decidió dedicarse a la protección de áreas especiales en el medio ambiente en Honduras, “zonas protegidas” y con un grupo de amigos en su mayoría de su ciudad de origen Tela decidieron fundar PROLASANTE, cuyas siglas significan “Protección de Lancetilla, Punta sal y Texiguat”; tuvo la valentía de presentar ante el Congreso Nacional de Honduras una iniciativa de ley donde se prohibía la explotación ilegal de madera, y por lo tanto evitar daños a diversas zonas protegidas del país.
Esa tarea ardua de enfrentar a grandes depredadores del medio ambiente motivó a que ella fuera objeto de grandes amenazas a su persona por parte de esos millonarios explotadores y que a cambio de destrucción total de bosques llenos de vida en Honduras, “sus arcas personales se llenaban de bonanzas”.
El día 6 de febrero del año 1995, un grupo de hombres armados entraron a su casa y arremetieron en contra de su humanidad, pero su nombre quedó para la posteridad, ya que al parque que ella “logró salvar”, lleva su nombre, Jeannette Kawas en honor a su tan “digna memoria”.
Este artículo lo he hecho pensando en la motivación que tuvieron estas mujeres de “luchar contra la corriente”, y como dice por allí Diego Torres en su canción color esperanza: “dejaron sus miedos y los sacaron afuera”.
Y con esta frase de Sidmun Freud: “La mayoría de la gente no quiere la libertad, porque la libertad implica responsabilidad, y la mayoría de personas tienen miedo a la responsabilidad”.
Deseando paz en sus corazones en este tiempo de oscuridad mundial debido a esta pandemia que azota al mundo a través del virus COVID-19, y motivando a esas mujeres que leen este artículo, para que luchen por sus sueños, sin dejarse vendar por la indiferencia, si no que con su ejemplo desde su trinchera, hagan de su vida un servicio para el mundo.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí