Preocupa el rebrote de Cataluña por su complejidad y falta de recursos

Las autoridades regionales y locales advirtieron sobre la complejidad de la situación y reclamaran ayuda de especialistas

0
Las autoridades regionales solicitaron personal médico voluntario para atender la emergencia de Lérida

El gobierno español expresó hoy su preocupación por el brote de coronavirus activo en la provincia catalana de Lérida, que mantiene confinadas a unas 200.000 personas en el norte de España, después de que las autoridades regionales y locales advirtieran sobre la complejidad de la situación y reclamaran ayuda de especialistas.

El ministro de Sanidad español, Salvador Illa, afirmó que sigue con “preocupación” la evolución de los 67 rebrotes activos en estos momentos en España, aunque admitió que los que más le “inquietan” son el de Segria, en la provincia de Lérida, y en La Mariña, en la provincia de Lugo, en la costa de Galicia.

En el caso del brote de Galicia, donde el próximo domingo se celebran elecciones regionales, hay unas 70.000 las personas bajo confinamiento.

Sin embargo, el gobierno gallego asegura que los comicios se celebrarán con garantías de seguridad -los casos activos del foco disminuyeron-, algo que el ministro de Sanidad español no objeta.

Las elecciones se podrán llevar a cabo “si las cosas se hacen bien y se toman precauciones”, dijo Illa en una entrevista con Catalunya Radio.

En cambio, en Cataluña la situación se volvió más complicada en los últimos días pese a que se tomaron medidas para frenar la transmisión comunitaria, como el confinamiento perimetral de toda la provincia de Lérida, a raíz de la tensión que está sufriendo el sistema sanitario y los problemas de rastreo y control de los posibles contagios.

El gobierno catalán decretó a partir de mañana el uso obligatorio del barbijo o tapaboca en la calle siempre

El gobierno catalán decretó a partir de mañana el uso obligatorio del barbijo o tapaboca en la calle siempre

En ese sentido, la responsable de sanidad de Cataluña, Alba Vergés, aseguró hoy en el parlamento regional que la situación de Lérida es de una “complejidad brutal”, de ahí que pidió a las autoridades municipales y otras instituciones que colaboren en la labor de aislamiento de la población.

Ante la previsión de que los casos de coronavirus seguirán en aumento, el gobierno catalán decretó a partir de mañana el uso obligatorio del barbijo o tapaboca en la calle siempre, endureciendo de esta forma la normativa que rige en toda España que limita la medida a cuando no se puede mantener una distancia de seguridad.

Por su parte, el alcalde de la ciudad de Lérida, Miquel Pueyo, afirmó que los profesionales del sector sanitario que se encuentran atendiendo la emergencia están “muy tensionados” y que por ese motivo el gobierno regional se planteó trasladar a algunos de los infectados a hospitales fuera de esta área.

No obstante, el alcalde subrayó que por el momento “no hay riesgo de saturación”, según declaraciones a RNE (Radio Nacional de España).

Las autoridades regionales solicitaron personal médico voluntario para atender la emergencia de Lérida, pero entre los que acudieron “no hay especialistas en atender enfermos críticos o semicríticos”, alertó el responsable del servicio médico en la zona, Ramón Sentís, al explicar las dificultades que están afrontando.

En Lérida hay 14 focos activos, la mayoría en Segria, una zona que agrupa a 38 pequeños municipios, y varios de los cuales se detectaron en empresas hortifrutícolas, que emplean a inmigrantes indocumentados que se encuentran en una situación muy precaria y duermen en las calles, lo cual aumenta el riesgo sanitario.

La gestión del brote de coronavirus de Lérida, uno de los más importante en España desde que se levantó el estado de alarma el 21 de junio último, llevó a que la oposición acusara de mala gestión al gobierno independentista de Quim Torra, quien eludió la responsabilidad recurriendo al argumentado separatista.

En tanto, el presidente del gobierno español, el socialista Pedro Sánchez, defendió que España es “un país seguro” para visitar, en una entrevista con el diario italiano Il Corriere della Sera, en donde detalla las medidas adoptadas por su gobierno. “El riesgo cero no existe, pero debemos reconquistar nuestras vidas”, asegura.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí