Las bases antárticas españolas Juan Carlos I y Gabriel de Castilla ya están operativas

Las bases antárticas españolas (BAE) Juan Carlos I y Gabriel de Castilla ya están operativas y con ello se alcanza el objetivo de la XXXIV Campaña Antártica Española. El buque oceanográfico Sarmiento de Gamboa, que ha llevado a cabo las labores de apoyo logístico para la apertura, está en Punta Arenas para recoger al segundo grupo de personal científico que desarrollará sus proyectos en las bases.

Según informó este lunes el Ministerio de Ciencia e Innovación, el 21 de enero se desembarcó el personal, material y víveres en la BAE Juan Carlos I y la base quedó operativa. La apertura de la BAE Gabriel de Castilla se llevó a cabo unos días más tarde, y quedó abierta el 25 de enero. La dificultad en la apertura de esta base ha radicado en que isla Decepción, donde se sitúa esta instalación, es un volcán activo y existe un protocolo estricto para su vigilancia, lo que conlleva una serie de actuaciones específicas para su apertura.

Antes de la apertura de la BAE Juan Carlos I en la isla Livingston, el buque oceanográfico Sarmiento de Gamboa navegó hasta la isla Decepción, donde se encuentra la BAE Gabriel de Castilla, para desplegar dos sismógrafos que estuvieran tomando datos mientras se procedía a la apertura de la BAE Juan Carlos I y así tener un volumen mayor de datos. Una vez finalizados los trabajos de apertura de esta base, se regresó a isla Decepción para iniciar el procedimiento de apertura de la BAE Gabriel de Castilla.

REGISTROS SÍSMICOS

Tras el estudio e interpretación de los parámetros volcánicos registrados, el jefe la vigilancia volcánica, el doctor Enrique Carmona de la UGR, determinó el color del semáforo en amarillo que permitía el inicio de las operaciones para la apertura de la BAE en condiciones de seguridad.

Cabe señalar que la instrumentación desplegada registró el terremoto de magnitud 7.2 detectado en la Isla Elefante (a unos 300 km de las bases españolas) el 23 de enero. Las autoridades chilenas emitieron una alerta de tsunami para la región y el personal en la BAE Juan Carlos I preparó la base ante esta posible eventualidad. La alerta de tsunami se desactivó unas horas después sin consecuencias.

Los proyectos científicos que ya se desarrollan en las bases están relacionados con la dinámica de los glaciares de la isla Livingston, aerosoles atmosféricos, toxicidad de metales traza en pingüinos, biometeorización de rocas y formación de suelos en las zonas polares, así como la vigilancia volcánica de la isla Decepción y los procesos geodinámicos activos relacionados. Se continua con la toma de datos de las 4 series históricas que proporcionan datos a redes internacionales, por ejemplo, de suelos congelados y datos sísmicos.

En ambas bases se contará con el apoyo de la Agencia Estatal de Meteorología (Aemet) para la predicción meteorológica y del IGN para la vigilancia volcánica.

CAMPAÑA ANTÁRTICA

La Campaña Antártica Española constituye un modelo de cooperación entre diferentes instituciones públicas y privadas al servicio de la I+D+I, en el marco del Plan Estatal de Investigación Científica y Técnica y de Innovación.

El Ministerio de Ciencia e Innovación financia la operación y mantenimiento de los buques Hespérides y Sarmiento de Gamboa y los gastos asociados a la logística general de la campaña, y colabora en los gastos de las bases antárticas españolas Gabriel de Castilla y Juan Carlos I. Por su parte, la Agencia Estatal de Investigación financia la mayoría de los proyectos de investigación. A través del Comité Polar Español se coordinan las actividades que los diferentes organismos desarrollan durante las campañas.

(SERVIMEDIA)

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí