La Semana Santa cierra con 32 muertos en carretera, la más trágica en cinco años

- Casi la mitad eran usuarios vulnerables, 12 de ellos motoristas - Los viajes bajaron un 46% respecto de 2019, cuando no había pandemia

Un total de 32 personas perdieron la vida en las carreteras españolas durante esta Semana Santa, lo que supone que fue la más trágica de los últimos cinco años, pese a que la movilidad no fue masiva por los cierres perimetrales en las comunidades autónomas para frenar la expansión del coronavirus, pues hubo un 46% menos desplazamientos respeto a 2019, cuando no había pandemia de la Covid-19.

Al igual que el año pasado, la Dirección General de Tráfico (DGT) no puso en marcha un dispositivo especial en esta Semana Santa ‘fantasma’ sin momentos icónicos de este periodo festivo, como las procesiones religiosas y los millones de desplazamientos de vehículos por las carreteras.

No obstante, de haberlo hecho ese periodo abarcaría desde las 15.00 horas del viernes 26 de marzo hasta este Lunes de Pascua, 5 de abril y festivo en seis comunidades autónomas (Baleares, Cataluña, Comunidad Valenciana, Navarra, La Rioja y País Vasco), por lo que el operativo debió concluir ayer a las 23.59 horas.

DATOS HISTÓRICOS

Desde las 15.00 horas del 26 de marzo hasta las 23.59 horas de este lunes, 13 de abril, murieron 32 personas en accidentes mortales en las carreteras españolas, lo que supone 19 más que el año pasado y la cifra más alta desde 2016, que terminó con 41 fallecidos. Después, hubo 27 en 2017, 31 en 2018, 27 en 2019 y 13 en 2020. Además, un total de 97 personas resultaron heridas este año y tuvieron que ser hospitalizadas.

La Semana Santa con menos muertos en carretera sigue siendo la del año pasado, cuando los desplazamientos por carretera se redujeron un 86% respecto a 2019 debido al primer estado de alarma por la pandemia de la Covid-19. Según datos de la DGT recogidos por Servimedia, la peor fue la de 1988, cuando hubo 196 fallecidos. Después se produjeron algunas oscilaciones hasta alcanzar otro pico en 1999, con 162 muertos.

La siniestralidad descendió especialmente en los últimos 12 años, especialmente desde 2008, cuando fallecieron 64 personas en accidentes de tráfico y se bajó por primera vez la barrera de los 100 fallecidos al menos desde 1988. Ello coincidió con el inicio de la crisis económica y tuvo su continuidad en los años posteriores: 46 muertos en 2009, 44 en 2010, 39 en 2011, 45 en 2012, 24 en 2013, 37 en 2014, 34 en 2015, 41 en 2016, 27 en 2017, 31 en 2018 y 27 en 2019.

FINES DE SEMANA

Debido a las restricciones de movilidad, la Semana Santa de este año registró 8,1 millones de desplazamientos por carretera, lo que supone un 46% menos que en 2019, según datos de la DGT facilitados este martes. No obstante, hubo movilidad por carretera con desplazamientos cortos en el mismo día a zonas de esparcimiento, espacios naturales de playa y montaña, que tuvieron también un reflejo en los datos registrados de acceso a ciudades, donde esos viajes se redujeron un 15% en comparación con 2019. En cuanto a los movimientos transfronterizos, bajaron un 58%.

Los accidentes mortales se concentraron especialmente en fin de semana (14 fallecidos el primer fin de semana y 9 el segundo) y el 70% de las víctimas mortales circulaban por carreteras convencionales, es decir, de un carril por sentido y sin separación física entre ambos.

Además, los accidentes estuvieron diseminados por toda la geografía y ningún tramo provincial de carretera acumuló más de un siniestro mortal. Por comunidades autónomas, Andalucía registró siete víctimas mortales, por delante de la Comunidad Valenciana (cinco), Castilla y León (cuatro), Galicia (tres), Cataluña y Navarra (dos cada una), y Aragón, Asturias, Baleares, Castilla-La Mancha, Extremadura, La Rioja, Madrid, Murcia y País Vasco (una cada una). No hubo fallecidos en las carreteras de Canarias, Cantabria, Ceuta y Melilla.

MOTORISTAS

El 50% de las víctimas mortales se encontraban en el grupo de edad de 35 a 54 años y 2 de los 14 ocupantes de coche o furgoneta no llevaban puesto el cinturón de seguridad en el momento del accidente.

Un 47% de los fallecidos eran usuarios vulnerables de la vía, concretamente 12 motoristas, dos peatones y un ciclista. Respecto a los motoristas, los datos muestran un perfil claro del accidente mortal tipo, ya que 11 de ellos se produjeron en sábado o festivo, 10 en carretera convencional y 11 de ellos fueron por salida de vía, caída o vuelco, lo que significa que el motorista iba solo. El 67% de los fallecidos que viajaban en este tipo de vehículos de dos ruedas tenía entre 30 y 50 años.

(SERVIMEDIA)

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí