Helen, cazadora de libros: León, el africano

Reseña literaria de León, el africano de Amin Maalouf

0
115
León, el africano

León el africano, fue escrita por Amin Maalouf en el año 1986 de la era cristiana, y narra la vida de Hassan ibn Muhammad al-Wazzan al-Gharnati (en árabe, حسن ابن محمد الوزان الغرناطي ‎) (Granada, 1488 – Túnez, 1554), un diplomático y explorador andalusí, conocido por su obra Descrittione dell’Africa (Descripción de África), en la que d     escribe la geografía del norte de de ese continente.

“A mí Hasan, hijo de Mohamed el alamín, a mí, Juan León de Médicis, circuncidado por la mano de un barbero y bautizado por la mano de un papa, me llaman hoy el Africano, pero ni de África, ni de Europa, ni de Arabia soy. Me llaman también el Granadino, el Fesí, el Zayyati,pero no procedo de ningún país, de ninguna ciudad, de ninguna tribu, Soy hijo del camino, caravana es mi patria y mi vida la más inesperada travesía.”

Así da comienzo uno de los libros más bellos que se han escrito.

Adentrarse en la vida de León, el africano es una aventura literaria que Maalouf nos regaló y que ahora Alianza Editorial pone a nuestra disposición con este lindo diseño y formato elaborado por Tatiana Boyko y la traducción de María Teresa Gallego Urrutia y María Isabel Reverte Cejudo.

Leer esta novela y permitir que sus personajes entren en tu vida, hará que empieces a ver el mundo desde otra perspectiva, con otros colores; porque la historia de León, el africano es tolerancia, empatía y respeto.

Empezamos la aventura en la Granada del Al-Andalus y vivimos la partida de los granadinos cuando los Reyes Católicos la conquistaron. El modo en que describe la ciudad andaluza, sus calles, su agua fresca, sus olores, provocan un sentimiento de enamoramiento hacia ella y, como le pasa a quien estas palabras escribes, si vuelves a pasear por La Alhambra, pensarás en León, el africano y en cómo se despidió de su Granada.

Luego viajamos a Fez donde seremos testigo de cómo era la vida allí, y después continuaremos la andadura por el Magreb, Kano y Tombuctú. Preso del papa León X que lo bautizó con el nombre de Giovanni Leone di Medici, acabará trabajando para él y escribiendo por encargo suyo, en lengua italiana, su obra más importante: Della descrittione dell’Africa et delle cose notabli che ivi sono (Descripción de África y de las cosas notables que ahí hay). Tan importante fue esta obra, que durante mucho tiempo no existió otro texto en Occidente en donde se hablara de Bilad al-Sudan (la Tierra de los Negros)

Es esta una novela histórica que recuerda a Sinuhé, el egipcio de Mika Waltari, pero también a Marco Polo y sus viajes.

Tras la muerte del papa, León, el africano viajó por Italia y emprendió junto a un médico judío llamado Jacob Mantino, un diccionario trilingüe (árabe- hebreo –latín) que quedó inconcluso y cuyo manuscrito podemos visitar en el monasterio de El Escorial.

Muchas más páginas de podrían llenar hablando de este personaje y sin duda, esta obra de Amin Maalouf es un buen comienzo para aprender lo que hizo, cómo y dónde. Este autor se caracteriza por tender puentes entre religiones, entre culturas, entre hombres y mujeres de diferentes lugares. Su mensaje es claro: paz, convivencia pacífica.

León, el africano es una buena muestra de ello. Te invito a leerla y a comentarla aquí, en esta entrada o buscándome en redes. Que la cultura abra debates y cierre controversias, que nos haga avanzar mirando al pasado con la necesidad de aprender.

Sigue nuestras noticias

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí