España: primeros acuerdos para un plan de reconstrucción

Los partidos del gobierno de la coalición progresista y la oposición de derecha alcanzaron los primeros consensos en la comisión parlamentaria creada para abordar un plan de reconstrucción por la crisis provocada por el coronavirus.

0

Los partidos del gobierno de coalición progresista de España y la oposición de derecha alcanzaron hoy los primeros acuerdos en la comisión parlamentaria creada para abordar un plan de reconstrucción por la crisis provocada por el coronavirus.

Tras varios meses de una dura confrontación con el Gobierno encabezado por el socialista Pedro Sánchez por su gestión del brote local de Covid-19, que provocó más de 28.000 muertos, el líder del conservador Partido Popular (PP), Pablo Casado, informó que se está ultimando un pacto y que la línea de trabajo “más avanzada” es la de Salud pública.

Tenemos un propósito común que es precisamente el de la reconstrucción y el relanzamiento de la economía española

PEDRO SÁNCHEZ

Según trascendió en medios locales, el acuerdo incluye la creación de una reserva de personal sanitario para futuras situaciones de pandemia, el refuerzo del Ministerio de Sanidad y del depósito de material sanitario, así como un cambio en la regulación de los geriátricos.

El dirigente de derecha, que recientemente se distanció de los ultraderechistas de Vox votando en el parlamento a favor del decreto con las medidas para la “nueva normalidad”, sostuvo que confía en que el diálogo “vaya por buen camino” en el resto de los temas que quedan por cerrar, como el económico, social, y la posición en la Union Europea (UE).

Sánchez, quien también logró un pacto con los liberales de Ciudadanos en tres de las cuatro grandes áreas del plan de reconstrucción, celebró que “haya voluntad por parte de todas las fuerza políticas de llegar a grandes acuerdos”.

“Desde la unidad es como vamos a poder relanzar la economía más pronto y de manera mucho más vigorosa”, subrayó en una conferencia de prensa junto al primer ministro portugués, António Costa, en el acto de reapertura de la frontera entre ambos países.

“Siempre hemos dicho que el enemigo era el virus, que el enemigo no es ni el Gobierno de España ni este partido ni otro. Tenemos un propósito común que es precisamente el de la reconstrucción y el relanzamiento de la economía española y la preservación y la creación de empleo”, añadió el líder socialista.

Casado señaló que estaba dispuesto a respaldar al Gobierno en la UE, aunque reprochó a los socialistas y Unidas Podemos que se acusara a su partido de conspirar en contra de España por reclamar condiciones para los fondos europeos de reconstrucción, a pesar de que así lo hicieron varios eurodiputados conservadores.

De hecho, el PP cedió y en el texto de conclusiones del grupo de trabajo en temas europeos no se incluye que Bruselas ponga condiciones a los países que acceden al fondo de reconstrucción europeo de 750.000 millones de euros.

Las discrepancias más importantes están en el plan estrictamente económico ya que el PP reclama una bajada de impuestos y que no se toque la legislación laboral, el asunto más espinoso de todos.

No obstante, el PP parece haber rebajado esta exigencia al no imponerla en las conclusiones.

Sin embargo, Casado sí pidió que los fondos de la reconstrucción en política social, que incluye al sector educativo, no vayan solo a la educación pública, como pretende el gobierno de PSOE y Unidas Podemos, sino también al sistema privado.

En ese sentido, el líder del PP acusó a los partidos del Gobierno de “sectarismo ideológico”.

Este es uno de los temas que también preocupa a Ciudadanos, cuya líder, Inés Arrimadas, consiguió introducir una veintena de propuestas en el texto de la comisión de Reconstrucción.

En ese sentido, Ciudadanos expresó su satisfacción por el compromiso del gobierno en impulsar “un espacio turístico único europeo, como la ‘Marca Europa’, con protocolos de seguridad comunes para asegurar la no discriminación entre territorios y una apertura coordinada de fronteras exteriores de la UE”.

Los acuerdos alcanzados son muy generales, lo que permite también sumar a la izquierda e independentistas.

Sánchez busca que esta misma fórmula se traslade a la negociación de los próximos presupuestos generales del Estado de 2021, pero en ello se juega su estabilidad y el PP de Casado todavía no dio muestras de que vaya a darle demasiado margen.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí