Entrevista con el diablo

ENTREVISTA CON EL DIABLO

Un poco de humor, aunque se trate, entre ancronismos y ficciones, de cosas realmente que  interesan, o al menos, son motivo de curiosidad, quizás no venga mal en estos momentos dramáticos universales. Puede que una sonrisa desarme la cara diabólica del virus

Diablo. Ya ves que acepto la entrevista. No voy a ser menos que el mandamás. Pero diablo es un nombre común. Yo, como él, tengo muchos nombres propios: Satanás, Belcebú, Satán, Lucifer, Luzbel, y muchos más, además de los comunes, como demonio, ángel caído…

Periodista. Gracias por aceptarme. Bueno, te llamaremos Satanás. ¿ Contento? Pero, por Dios, perdón, no quiero ofenderte,  ¿no podrías usar un mejor desodorante?  Soy alérgico al azufre.

S. Pues es de la mejor calidad. Me dijeron en Hipercor que es el mismo que usan los famosos, pero adaptado a ellos.

P. Bueno, usaré una mascarilla. ( Sigue, con voz gangosa) A propósito de mascarilla, ¿ no tendrás tú algo que ver con esta pandemia?

S. Pregúntale al que mandó las diez plagas de Egipto.

P. Pero eso fue para liberar de la esclavitud del Faraón a los israelitas. Pero ahora ¿ a quiénes va a liberar si están cayendo, también, justos por pecadores? Para mi que tanta maldad e injusticia me huele a tufo del infierno. A algo diabólico.

S. Cállate, que para ser periodista eres muy ignorante. ¿ O es que no ves que os estáis pareciendo a Sodoma y Gomorra? Yo, con esto, me froto las manos y meneo el rabo, contento, como un perro, je,je…

P. Bueno, dejemos esto. Porque parece que tú eres el bueno y Dios, el malo. Te repito las gracias por venir, que ya como noticia, es una primicia.

S. De nada, hombre.De todos modos, yo me hubiera invitado solo.

P. Pero eso sería una falta de educación. Una ingerencia sin ser llamado.

S.¡ Vaya! ¿ No es eso lo que hacen muchos políticos, y vosotros mismos? No te la des de inocente. No hay más que ver la tele, un periódico, una revista.

P. Tu caso es distinto. Nadie te llama.

S. ¡ Qué va! Si lo estáis deseando. Vosotros sois , casi todos, mis preferidos, y me preferís, también.

P. Eso es mentira.

S. ( Sonriendo sardónicamente) ¡ Je,je! Cómo se ve que no leeis los evangelios.

P. ¿ Por qué?

S. Según el dichoso Mesías, yo soy mentiroso y padre de la mentira. Padre, porque la primera y máxima mentira, la madre de todas las mentiras,la dije yo, ¡ ji,ji…

P. ¡ Ah, claro, lo del paraíso! Dejaste a Dios como mentiroso. Ya recuerdo: Eva ambiciosos, envidia,cayó en la trampa que le tendiste y dijo: “ Dios“ nos ha dicho Dios que no comamos del árbol de en medio del Paraíso porque moriremos” Y tú dijiste: “ No moriréis. El sabe que si lo hacéis, seréis como Dios”.

S. Exacto. Pero si yo fui mentiroso, ellos fueron ambiciosos. Fue una escena para un Oscar, je,je…

P. Astucia, mentira y envidia. ¿ A eso le llamas de Oscar?

S. Fue el mayor éxito de mi vida infernal. La mejor venganza.

P. Dijiste que somos tus preferidos y que te preferimos. Explícalo.

S. No te hagas el tonto. ¿ Te traigo los periódicos y todos los másmedia con sus artículos y otras muchas lindezas en los que decís que yo no existo ni el infierno tampoco? Igualito que con el cielo y el mandamás ( no puedo decir su nombre).

P. Tengo que reconocer que llevas, en eso, mucha razón.. Es verdad. Pero no todos somos así.

S. Ja,ja…; ¿ Y me llamáis mentiroso? Por eso os prefiero. Me ahorrais mucho trabajo.

P. ¿ Por qué?

S. Cuestión de lógica, infeliz. Así los cojo de improviso. Pero estos no me interesan tanto. Los tengo ya, prácticamente, en el bote.

P. ¿ Entonces?

S. A los que vosotros llamáis meapilas, santurrones, beatos y los que están en la lista para canonizarlos, a esos sí que los acoso, los tiento, los humillo, les hago diabluras; nunca mejor dicho. Pero, por desgracia para mí y mis demonios, es ir por lana y salir trasquilados. Siempre vuelvo con el rabo entre piernas.

P. A propósito, donde están el rabo y los cuernos?

S. Eso es de los tontos de la Edad Media. Todavía quedan algunos, je,je…Ya ves cómo visto yo: chandar, tenis, pantalón vaquero con rotos y todo, tatuajes hasta donde no te puedes ni imaginar, rastas…Un día soy rastafari, otro, un yonki, o un viejo, un joven, una falsa feminista, un político corrupto, ambicioso, un terrorista, un beato, un falso cura…No podrás creerte mi capacidad de bilocación y de personalidades que asumo. Je,je… Esto mola entre los jóvenes, que caen como moscas en la miel.

P.¿ Y  con los jóvenes…? Eres realmente malvado.

S. No tanto. He aprendido mucho de vosotros. En los siglos que llevo en mi trabajo, se ha hecho verdadero vuestro refrán: “ Más sabe el diablo por viejo que por diablo”. ¿Te muestro algunas de las lindas escenitas de tu historia humana? Tengo poder para hacerlo como lo hice tentando al Mesías en el desierto.Te pongo un holograma y..¡.a disfrutar!.

P. No hace falta, conozco demasiado bien la historia.

S. Bueno, no sea que te desmayes.

P. Oye, antes te dije lo del desodorante, pero ahora me pasa como a Don Quijote con Sancho: “ Huélesme y no precisamente a ámbar”.

S. Perdona, es que tengo tanto fuego dentro, que se me escapan los gases sin querer. Puro flato. ¿ Es que eres también alérgico a los gases. ¿ Para qué quieres la mascarilla?

P. Es que no hay mascarilla ni de acero que resista tu flato. Prefiero el coronavirus a tus gases. “ Vade retro, Satanas,!

S. ¿ Entonces, existe realmente el infierno?¿ Y son muchos los que van a él? Porque a ti ya te veo,por suerte o por desgracia.

P. ¿ Ves? Eres periodista y no crees.

S. No. Lo digo en nombre de los lectores que no creen. Es mi deber de informar la verdad.

P. Vaya, Un periodista honrado. Pues sí, existe. Es algo, más o menos, como aquí; bueno, más que aquí , para muchos. Tiene gracia la cosa. Muchos llegan prefiriéndolo porque el cielo les parece demasiado aburrido. Les prometimos el oro y el moro. Ay cuando llega y entran y ven el inmenso chasco que se llevan, piden enseguida el libro de reclamaciones. Tenemos que decirle que estábamos en campaña,je,je. Como vuestras elecciones. Si quieres comprobarlo, es muy fácil: Ya sabes lo que tienes que hacer y lo que no.

S. No. Tu compañía no me gusta.

P. Pues yo y los míos estaríamos encantados. ¡Un periodista en nuestro infierno! ¡Menuda publicidad! Un best seller, Premio Planeta, Premio Nobel y record  en el libro Guinness de los Records en publicidad. Cantaríamos hasta el” ¡ Ay, Macarena!”. Tan universal y de mi gusto. Ya ves que la cantó y bailó hasta el presidente de USA. Sólo falta que la cante y baile el Papa. Con tanta “ alegría”,  no habéis leido bien y os habéis tragado lo que dice la letrita.¡Je,je…!

S. ¿ Qué tiene de malo el” ¡ Ay, Macarena!?”

P. ¿ Tú ves? Si te voy a tener que dar una lección de teología. Claro, si te quedaste en el catecismo de Primera Comunión. Estudia, estudia, ignorante, que no todo es periodismo. ¿ No te dice nada eso, tan gracioso de “¡ Dale a tu cuerpo alegría, Macarena!? ¿ A tu cuerpo, y al alma, qué alegría le dais? Ese ay y esa alegría es un canto a la sensualidad, idiota, a la lujuria, al adulterio, por lo de su novio Victorino y el “ revolcón” con todo el cuartel. Para mí es la monda, lironda. Que siga el baile. Sodoma y Gomorra es una inocentada junto a esto y otras muchas “ cositas” más que estais viviendo. ¡ Je,je…! Lo que yo te decía.

S. Pero eso es en plan humorístico. Para alegrar a la gente. Nadie se lo toma en serio, Lo que quieren es divertirse.

P. Asi, así cuela. Estupendo. Lo de “ La ciudad alegre y confiada”. Me fascina la inocencia para hacer el mayor mal posible.

S. Eres un aguafiestas, un amargado, el mayor mal en persona, con razón te mandaron al ifierno para siempre; eres un perdedor eterno, como decía el Padre Carras en “El exorcista”.

P. No me lo recuerdes. Me sacó de la niñata. Pero en la realidad era un hombre de USA. ¿Y Qué sabéis vosotros lo que es la alegría? Solo la conoce el que la perdió, como nosotros.

S. Pues hazte la puñeta, que te den por saco …, por mentiroso, envidioso y malo. Y te digo, sabiendo lo que te enfurece: ¡ Adiós! ¡ A Dios !

P. Ahora vas, y lo cascas, infeliz, como si fueran a creerte.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí