En torno a Inglaterra y su nuevo Primer Ministro

0
66

Hace unas semanas, el Reino Unido se vio convulsionado por la dimisión de la primera ministra Liz Truss, que dejó el cargo tras un mes y medio. El Partido Conservador nombró a Rishi Sunak para el puesto. En Contenedor y Contenidos, el programa semanal de radio de Pressenza, entrevistamos a Antonio Carvallo, buscando entender un poco mejor lo que está pasando.

Usted vive actualmente en el Reino Unido y estoy seguro de que podrá aportarnos elementos para entender qué ha pasado en ese mes y medio de mandato de la primera ministra, en ese corto tiempo, qué ha acelerado su caída, cómo se puede explicar?

Bueno. Usted sabe que Londres es un centro financiero clave y que la economía británica, está totalmente ligada a la economía estadounidense. Digamos que es como una agencia americana, y lo ha sido durante muchos años desde la caída del imperio británico y la toma de posesión americana, digamos 1945. Reciben órdenes de Washington, ha sido así, con más moderación en otros momentos, pero ha sido así desde el final de la segunda guerra mundial y eufemísticamente llamada «la relación especial». Tuvimos el caso del gobierno de Tony Blair, que empezó como laborista, después de muchos años de gobierno conservador, y luego en dos o tres años seguía las directrices de Bush, se sumó a la aventura de la guerra de Irak y traicionó sus principios laboristas, si es que alguna vez los tuvo.

Eso ha sucedido una y otra vez en la reciente historia británica. Los líderes que fueron elegidos, durante este periodo bastante caótico desde la dimisión de Cameron, es decir, Teresa May, Boris Johnson (que convocó y ganó unas elecciones generales politizando el Brexit de forma extrema), y finalmente Liz Truss han dado lugar a un paisaje político caótico.

Además, este paisaje ha cambiado mucho en los últimos 30 años. Frente a un proceso de vaciamiento ideológico, los conservadores obtuvieron una amplia mayoría manipulando la opinión pública sobre todo en lo que respecta a la decisión de abandonar la Unión Europea. Esta mayoría electoral se obtuvo, como es bien sabido, con un importante apoyo de un grupo de investigación de mercado, Cambridge Analytica, parte del grupo estadounidense SCL.

Todo ello fue gestionado por las entidades de investigación de mercado de Cambridge Analytica y el Partido Conservador terminó con una mayoría de 70 diputados. Eso les ha dado una ventaja considerable, que de otro modo no habría sido posible debido a los gravísimos problemas del país, los problemas sociales, los problemas económicos y el caótico panorama político.

En este difícil contexto, el Primer Ministro deja el cargo poco después de asumirlo y el Partido Conservador encuentra esta nueva figura. ¿Qué piensa usted?

Tras el fracaso de Johnson, los conservadores buscaban de nuevo una figura que pudiera vender, como hicieron con Johnson. Debía proyectarse como la nueva Margaret Thatcher. Desgraciadamente, no tiene experiencia política, no entiende cómo funciona la economía. Después de anunciar un mini presupuesto, para mostrar la dirección económica de su gobierno, reduciendo los impuestos a las corporaciones y aumentando el endeudamiento del gobierno, los mercados reaccionaron tan negativamente que la economía casi se colapsó. Y entonces exigieron su renuncia. Ella pensó, que bastaba con decir cosas atractivas, como fuegos artificiales y proyectarse como la nueva Margaret Thatcher, pero sin ninguna sustancia, sin ninguna base real, y en medio de la crisis actual.

¿Y cuál es el perfil del nuevo primer ministro, Rishi Sunak?

Bueno, tiene un estilo político diferente. Procede de una familia india. Formó parte del gabinete de Johnson desde el principio, fue canciller y tuvo que responder financieramente a la crisis creada por la pandemia. Creó un apoyo a la economía con financiación ad-hoc para evitar las quiebras masivas y la pérdida de empleo durante los cierres. Como canciller, tuvo que crear esa estrategia y ponerla a disposición del público británico, y eso ayudó a navegar por los años de la pandemia con cierta estabilidad, porque nadie se quedó sin comer. Consiguieron navegar por la situación. En medio de todo el descrédito generado por Johnson y lo ocurrido con Truss, Sunak parecía ser uno de los pocos elementos estables.

Entonces, ¿qué podemos esperar de este primer ministro?

Creo que aportará algo de estabilidad a los últimos años del gobierno conservador. Sabes, tienen cinco años entre elecciones; ya han quemado dos y medio, les quedan otros dos y medio.

Si convocaran elecciones mañana, perderían frente a los laboristas, todos los sondeos de opinión lo demuestran. Pero es un partido laborista según el modelo de Tony Blair, así que tampoco se puede soñar demasiado.

Los dos partidos principales representan con pequeñas variaciones más o menos lo mismo. Es un poco deprimente este ambiente político. Aunque hay mucha gente progresista, gente con talento, gente creativa que sigue creciendo y desarrollándose, multiplicándose, construyendo una visión diferente, creando en un montón de campos mientras el estado y el establishment político, (bastante agotado), no va a ninguna parte. Si estuvieran encerrados en Westminster, digamos que durante cinco años, el país prosperaría.

Entonces, si los conservadores tienen suerte, pueden tener a este primer ministro durante dos años y medio y eventualmente mejorar un poco su popularidad porque el hombre es capaz?

Puede ser. Parece tener talento, por mérito propio, no sólo por la fortuna de su mujer. Ha tenido una buena educación, se ha distinguido en sus estudios de economía, sobre todo, y al mismo tiempo, en los dos primeros años hizo un buen trabajo como Chancellor (ministro de finanzas). Aporta también un poco de decencia, porque con los otros (Johnson y demás), la gente ya estaba desconcertada y el país a la deriva.

Redacción Ecuador
Noticias publicadas por el equipo de Redacción Ecuador

 

 

Sigue nuestras noticias

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí