El PSOE lamenta el fracaso de las políticas de vivienda en Málaga

0
76
Con “ayudas inaccesibles que no ayudan”. Manifestación antidesahucio

El Grupo Municipal Socialista se ha sumado esta mañana a la concentración frente al Ayuntamiento de una familia a punto de ser desahuciada con cuatro hijos menores a su cargo, dos de ellos dependientes, “porque las ayudas municipales para el alquiler de vivienda no terminan de ayudar a las familias”, ha expresado la viceportavoz del grupo, Begoña Medina. Pese a que el marido de María Martínez trabaja, “1000 euros no llegan para pagar un alquiler para seis personas, afrontar el pago de la luz y del agua y alimentación. No hay parque de viviendas con precios sociales, asequibles para las familias en situación de vulnerabilidad como la de María”, ha agregado Medina.

“El caso de María es uno de tantos en nuestra ciudad, de aquellas familias que no pueden afrontar la subida de los precios del alquiler” que está convirtiendo a Málaga en una de las capitales donde más se han incrementado el coste del arrendamiento en el último año y ya lidera la subida de precios de la compraventa interanual en España. “Alquiler una vivienda cuesta ya más de un 19% que hace un año”, ha advertido Begoña Medina.

“¿Cómo es posible que una casa de 80 metros cuadrados en la barriada de La Luz con tres habitaciones cueste de media 860 euros». La viceportavoz socialista ha recordado que el pasado mes de marzo, el grupo socialista defendió una moción para solicitar al Instituto Municipal de la Vivienda la extensión de esta compensación, puesto que la capital “se ha convertido en una de las más caras de España y miles de familias tienen que hacer la maleta hacia otros municipios”. 

Por su parte, la responsable de Vivienda y Recursos Humanos en el grupo socialista, Carmen Martín, ha explicado que la falta de prórroga de las ayudas al alquiler, que el PP ha reducido este año en el presupuesto en más de un 70% desde el año anterior, ha dejado a centenares de familias sin forma de pagar estos precios del alquiler tan altos”. Lo ha manifestado minutos antes de que María llegara de una cita de urgencia con el concejal responsable del ramo en el Ayuntamiento, Francisco Pomares, “que la ha citado al encontrarse con una manifestación a las puertas del Consistorio esta mañana”, ha expresado la socialista.

“Pomares se ha dado prisa para mediar en el desahucio y ofrecer ayuda a María y a su familia cuando el problema llega a la prensa”, afirma Martín, puesto que la concentración ha atraído la mirada de la mayoría de los medios de comunicación de la ciudad. “Necesitamos un ayuntamiento sensible con la realidad de las familias, que luche por las personas vulnerables. No es de recibo hacer VPO a 185.000 euros ni enorgullecerse por crear vivienda libre a 300.000 euros. ¿Qué malagueños pueden pagar esos precios en nuestra ciudad?”, ha denunciado la responsable socialista.

Como responsable de Recursos Humanos en el PSOE, Martín ha recordado que la pasada semana defendió una moción para advertir que, tras el cese de 70 contratos en Derechos Sociales el pasado 31 de agosto, “el trabajo de los empleados municipales para la evaluación de informes de vulnerabilidad se iba a resentir y retrasar. María es una de las afectadas. Pedimos al equipo de gobierno que se dé cumplimiento cuanto antes a la moción aprobada la semana pasada por unanimidad para incrementar la plantilla en el área de Derechos Sociales, sobre todo en las oficinas de Servicios Sociales Comunitarios, donde se analiza y da soluciones a los problemas de familias vulnerables”.

Junto a María, la madre de cuatro hijos con fecha para su desahucio en un piso de alquiler “que cuesta 630 euros en la barriada de La Luz”, se han concentrado una treintena de personas, además de las ediles socialistas Begoña Medina, Carmen Martín, Maricarmen Sánchez y Mariángeles Gertrudis.

La afectada ha informado a los medios de comunicación que el edil responsable de Vivienda, Francisco Pomares, le ha ofrecido una ayuda para el pago del alquiler. “Las ayudas para el alquiler que da el Ayuntamiento no sirven, porque los precios están muy altos y si hay que entregar fianza y dos meses, es difícil encontrar un piso. Lo que queremos es un parque de viviendas suficiente con precios sociales, que los puedan pagar las familias. ¿Cómo puedo yo pagar un piso de una habitación a 700 euros? ¿Y dónde meto yo a mis hijos?”, se ha lamentado María Martínez.​

Sigue nuestras Noticias

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí