martes, diciembre 1, 2020
No menu items!

El incremento de la obesidad aumenta la diabetes tipo 2, la epidemia del siglo XXI

“La hidratación es fundamental durante el proceso de la enfermedad con líquidos extra sin calorías, de 120 a 180 mililitros cada media hora, para prevenir la deshidratación”, reconoce la experta del Hospital La Luz.

Debe leer

¡Maradooo…!

por Aram Aharonian Fue un pueblo en las calles, a pesar de la pandemia, que despidió el jueves 26 de...

El hielo de polos de la Tierra está interconectado por el nivel del mar

Las capas de hielo de los polos norte y sur del planeta, separadas a unos 20.000 kilómetros de distancia,...

Las dos caras del destino

Jonathan y Nakany son nombres ficticios, no así la esencia de los hechos relatados. Jonathan es un joven  de...

La jefa de servicio de Endocrinología y Nutrición del Hospital La Luz de Madrid, la doctora María Luisa de Mingo, aseguró que el incremento de la obesidad aumenta la diabetes tipo 2, la epidemia del siglo XXI, y advirtió de que este exceso de peso en niños y adolescentes está provocando casos de diabetes “a edades más tempranas que antes”.

Con motivo de la celebración este sábado del Día Mundial de la Diabetes, la doctora De mingo recordó que la diabetes es una enfermedad en aumento, especialmente la diabetes mellitus tipo 2 que se considera una verdadera epidemia mundial debido al incremento de la obesidad por los malos hábitos de alimentación y el sedentarismo. Por ello, actualmente se conoce con el término “diabesidad”.

Ante esta realidad, se está estudiando el efecto de los disruptores endocrinos como factores de riesgo de diabetes. Tal y como explicó la endocrinóloga, se consideran disruptores endocrinos a las sustancias exógenas que pueden alterar al sistema endocrino y existen evidencias de que algunos de los presentes en el ambiente como el bisfenol A y los ftalatos podrían estar involucrados en la aparición de la diabetes y la obesidad.

“El problema de la diabetes es que es una enfermedad silente y se cree que entre un 30% y un 80% de los diabéticos ignoran que padecen la enfermedad. Por este motivo, es importante educar a la población en hábitos saludables de prevención de la enfermedad”.

POBLACIÓN DE RIESGO

Por tanto, y según esta experta, las personas con diabetes suponen una extensa población de riesgo en estos tiempos de pandemia. Por ello, la Sociedad Española de Endocrinología y Nutrición (SEEN) ha elaborado una serie de recomendaciones para personas diabéticas que han adquirido la infección por coronavirus.

De acuerdo a la doctora De Mingo, “si se presentan síntomas de infección (tos, fiebre, dificultad respiratoria, etc.) se debe contactar con su médico habitual”.

La SEEN recomienda desplazarse a un centro sanitario si se presentan dificultades respiratoria o sibilancias (‘pitos’). También si hay vómitos de repetición durante más de seis horas con intolerancia a la vía oral de líquidos o los diabéticos tipo 1 con síntomas de cetoacidosis diabética (hiperglucemia, vómitos, dolor abdominal, etc.), así como si se presentan cuerpos cetónicos positivos. “Si la glucemia persiste por encima de 250 mg/dl durante más de 24 horas, también debe de acudir al centro hospitalario”, subraya la doctora María Luisa de Mingo.

DIABETES Y COVID-19

Según la especialista, si tras el diagnóstico de la infección por coronavirus queda con tratamiento sintomático en su domicilio, el tratamiento antidiabético será ajustado, ya que algunos fármacos pueden ser retirados durante la infección aguda (como glucosúricos). “Si se mantiene tratamiento con insulina, ésta no se suspenderá, pero podrá modificarse su dosis”, indica.

Los diabéticos tipo 1 o pacientes con insulinoterapia deberán medirse la glucemia capilar al menos cada cuatro horas “y también se aconseja medir la temperatura en la mañana y en la noche”, asevera la doctora.

“La hidratación es fundamental durante el proceso de la enfermedad con líquidos extra sin calorías, de 120 a 180 mililitros cada media hora, para prevenir la deshidratación”, reconoce la experta del Hospital La Luz.

Se deben ingerir al menos 50 gramos de hidratos de carbono con los alimentos, “pero si existe intolerancia oral por inapetencia o vómitos repetitivos podrán utilizarse, con cuidado, bebidas azucaradas para no favorecer la hiperglucemia”, matiza la doctora de Mingo.

(SERVIMEDIA)

- Publicidad -

Dejar respuesta

Por favor ingrese su comentario!
Ingrese su nombre aquí

- Publicidad -

Últimas noticias

¡Maradooo…!

por Aram Aharonian Fue un pueblo en las calles, a pesar de la pandemia, que despidió el jueves 26 de...

El hielo de polos de la Tierra está interconectado por el nivel del mar

Las capas de hielo de los polos norte y sur del planeta, separadas a unos 20.000 kilómetros de distancia, han estado interconectadas entre sí...

Las dos caras del destino

Jonathan y Nakany son nombres ficticios, no así la esencia de los hechos relatados. Jonathan es un joven  de 22 años, estudiante de ingeniería,...

La Democracia es un medio

El objetivo de la democracia no es solo negociar los asuntos públicos, que también, sino permitir que el ciudadano/na desarrolle su potencial humano. Por...

La crisis migratoria se traslada a España

A diferencia de la media de 800 llegadas ilegales que la isla española registra por mes, unos 8.000 migrantes atravesaron entre el 15 de...
- Publicidad -

Más artículos como este

- Publicidad -
Ir a la barra de herramientas